Blog

Columna de opinión: Conectar la cohesión social para fomentar la innovación y el bien común

Por: Marco Terán, Director de Desarrollo de Fundación País Digital

 

Estamos experimentando con nuevas formas de hacer las cosas. Las nuevas tecnologías de comercio, finanzas, transporte, salud y la información en general que nos permite conectarnos a internet promueven el desarrollo económico local, pero la intensificación de dicho progreso debe venir de la mano con la creación de comunidad, bajo una diversidad de opiniones y acciones que permitan  aumentar las confianzas que benefician la polinización cruzada. Es necesario conocerse, escucharse y hacer que el conocimiento que nos rodea crezca con nuevas ideas y nuevas necesidades. Es lo que llamamos  “fertilización cruzada”. 

En Chile, el 72% de los hogares en el país cuenta con conexión a Internet fija y el 98% tiene acceso a datos móviles, según cifras de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel). Además, el ranking mundial de media de velocidades de Internet de Ookla, nos ubica en el segundo puesto de la banda ancha fija más veloz, por sobre naciones como Estados Unidos y Canadá. 

Pero lo cierto es que aún existen zonas que están aisladas de este servicio en nuestro país, ya sea por motivos geográficos, por falta de infraestructura técnica o asequibilidad de los dispositivos, entre otros factores. El estudio “Brecha en el uso de Internet: Desigualdad Digital”, de Fundación País Digital (FPD), muestra diferencias en la conectividad de la población urbana (81% de uso de internet) versus las zonas rurales (58% de su población usando Internet).

Es imperativo mejorar la conectividad y desarrollo de competencias digitales de todas las comunidades del país, ya sean rurales o urbanas, transformando el entorno, empoderando a las personas y fortaleciendo las economías locales. De acuerdo a la literatura académica, el grado de diversidad y cohesión social de una comunidad ha tenido un efecto sostenido en la prosperidad económica a lo largo de toda la historia de la humanidad, y quienes más se han beneficiado de ello han sido aquellos que aprovecharon la fertilización cruzada, induciendo a la innovación y el desarrollo del bien común. 

Como estrategia de acercamiento, es clave el trabajo con organizaciones sociales y autoridades locales de cada territorio para formar comunidad. Es así como actualmente nos encontramos desplegando acciones en las regiones de Coquimbo, Biobío y Araucanía. 

Sin embargo, estas labores no solo deben ser vistas como un proyecto puntual de una organización, sino pensar en nuestra propia realidad y cómo los rasgos culturales que nos caracterizan permitirán desarrollar una mayor cooperación, confianza y una mentalidad más orientada al futuro para fortalecer la innovación y el bien común en nuestro entorno cercano.

No Comments

Reply