Blog

Ricardo Dorado moderó debate en Chile Fintech Forum sobre cómo convertir al país en un hub tecnológico- financiero

  • El director de Crecimiento de Fundación País Digital (FPD) lideró el pasado 4 de mayo un panel de conversación en el que participaron distintas voces ligadas al sector financiero local, aportando insumos sobre los elementos base que requiere un hub tech.  

 

El pasado 4 de mayo se llevó a cabo el conversatorio “Chile: Hub Tecnológico-Financiero de Latinoamérica”, en el marco del Chile Fintech Forum 2021, organizado por FinteChile para convocar virtualmente a diversas voces relevantes de la industria a conversar sobre cómo convertir al país en un hub tecnológico-financiero para la región. 

El panel estuvo moderado por el director de crecimiento de Fundación País Digital, Ricardo Dorado, y contó con la participación del senador Kenneth Pugh; el ex senador y candidato a la convención constitucional, Felipe Harboe; Isabel Margarita Bravo, directora de Invest y Ripley Corp; Rosario Celedón, consultora del Ministerio de Hacienda en temas de competencia e innovación del sector financiero; y Gonzalo Kirberg, vicepresidente de FinteChile y CEO de Cumplo. 

Para iniciar la conversación, Ricardo Dorado invitó a los panelistas a explicar qué es un hub tecnológico y por qué es tan relevante para Chile llegar a serlo. 

El primero en tomar la palabra fue el senador Pugh, quien comentó que Chile tiene talento y una “poderosa” infraestructura digital. “Somos la puerta de entrada de datos continentales, nuestro cable de fibra óptica hacia Nueva Zelanda y Australia nos va a dar independencia digital. Pero lo que nos está faltando es un marco regulatorio adecuado a todos los fenómenos asociados a la transformación digital, tales como la protección de datos personales, la persecución del ciberdelito, y definiciones de ciberseguridad e inteligencia artificial”. 

Aseguró que como país podemos instalarnos en grandes industrias si nos lo proponemos, así como ocurrió con el salmón. Para ello, señaló, se debe fortalecer una alianza público-privada. “No hay ninguna otra forma de hacerlo. Gobiernos centrales y regionales, la academia y la industria deben trabajar juntos para invertir en este gran hub tecnológico”.

Luego fue el turno del ex senador Harboe. “Las inversiones hoy tienen la posibilidad de llegar a los territorios con un clic, es mucho más fácil mover capital de un lado a otro. Ahora, la diferencia entre atraer inversión y no hacerlo, está en las certezas”, sostuvo, añadiendo que para convertirse en un hub tecnológico, Chile debe crear un ecosistema jurídico y administrativo que facilite el desarrollo de plataformas digitales y todo lo relacionado con la industria Fintech; así como preocuparse de la interoperabilidad en el sector financiero como un mecanismo de trabajo entre instituciones públicas y privadas. “Eso puede marcar la diferencia entre estar en la ‘carretera digital’ o en la ‘caletera digital’”. 

 Al respecto, la abogada y consultora del Ministerio de Hacienda, Rosario Celedón, comentó que es sabido que las Fintech están generando una disrupción importante en los servicios financieros, e identificó algunos elementos base para configurar un ecosistema Fintech. 

“Cuando miramos la experiencia de países que podrían calificarse como hubs tecnológicos, como Reino Unido, Singapur o Brasil, en general hay tres elementos comunes: una masa crítica de empresas Fintech capaces de atraer a otras firmas, regulación y acceso a capital. Gran parte de las Fintech en Chile tienen presencia en otros países de la región, como Perú, Colombia y Argentina, por lo que ya existe potencial para ser un hub tecnológico regional”, afirmó Celedón. 

Desde su expertise en el sector financiero, Isabel Margarita Bravo señaló que hacer de Chile un hub tecnológico “se alinea con promover el mercado financiero chileno como destino de inversión para la comunidad internacional y con convertir al país en un centro exportador de servicios”. Planteó que las Fintech juegan un papel “importantísimo” en esto, sobre todo en desarrollar una industria financiera más moderna, profunda, inclusiva e innovadora, para así poder diversificar la matriz de exportación nacional y hacerla menos dependiente de los commodities. 

“Es el caso de muchos países desarrollados, por lo que hace mucha ilusión transitar por este camino. Como se ha dicho, hay que avanzar en el marco regulatorio y establecer incentivos, tanto para el mundo del emprendimiento como los fondos de inversión”, agregó. 

Para Gonzalo Kirberg, CEO de Cumplo y vicepresidente de FinteChile, Chile ha sido pionero en cuanto a tener empresas Fintech, “sin embargo nos hemos ido quedando atrás en capitalizar la experiencia del sistema análogo para llevarlo a la versión ‘3.0’, que tiene que ver con pasar de ser un hub tecnológico, a ser uno tecnológico-financiero”. 

En ese sentido, considera que como país tenemos el desafío de hacer crecer nuestra economía. “Hoy la industria Fintech está borrando las fronteras de los países, es una industria de escala. Aquellos players que lleguen a una mayor cantidad de consumidores y empresas en la región van a tener acceso a más capital, mejor tecnología y mejor talento. Hay países que han avanzado más rápido que nosotros en establecer certezas jurídicas, por ejemplo, como es el caso de México, Brasil o Colombia, que están llevando a los inversionistas a poner fichas en sus mercados para atender a toda la región”. 

Por último, desde FPD, Ricardo Dorado destacó los “building blocks” que se requieren para generar un hub tech, identificando cuatro grandes dimensiones: regulación, inversión, talento y negocio (consumir Fintech). “Si eso lo juntamos con un entorno digital, tendremos la materia prima necesaria para transformar a Chile en el hub tecnológico financiero que queremos”, finalizó. 

No Comments

Reply