Blog

Emprendimiento con fuerza de la mujer rural

Por Catalina Araya Directora de Educación Fundación País Digital.

 

El acceso a capacitaciones y recursos para el desarrollo de proyectos ha fortalecido el empoderamiento de la mujer que vive en zonas rurales. Estas herramientas ayudan a potenciar sus capacidades y gracias a ello, hoy conocemos con mayor frecuencia casos de mujeres que con éxito crearon emprendimientos que les permitió insertarse en el mundo laboral, alcanzar autonomía económica y mejorar su calidad de vida. Pero todavía queda mucho por avanzar. 

En esto, la tecnología tiene un rol clave, pues es otra herramienta poderosa que no sólo acerca a las mujeres de zonas rurales a un mundo más globalizado, sino que también les abre oportunidades para crear productos innovadores, con materias primas que están a su alcance, que generen valor desde cualquier parte del mundo. 

Pero estamos en deuda, ya que en Chile aún existe un gran porcentaje de mujeres que no tienen acceso a la red. Más aún, las cifras muestran que las desigualdades en este ámbito tienen un importante componente: el lugar de residencia. Según un estudio publicado por Fundación Prodemu, “Primera encuesta TIC: Acceso y Uso de Internet”, el 20,8% de las mujeres no cuenta con conexión propia a Internet, cifra que aumenta a un 25,7% en las zonas rurales del país. 

Si bien se está avanzando en disminuir las brechas, es primordial que nadie quede fuera de la transformación digital. Por eso el desafío es potenciar sus habilidades y competencias en el uso de las tecnologías. Esto puede generar que muchas más mujeres que viven en zonas rurales logren innovar en ámbitos que antes eran impensados y les permita también una mayor participación en el desarrollo de sus comunidades. 

No hay que olvidar, además, que la pandemia tuvo impacto en zonas rurales y muchas mujeres vieron suspendidas sus actividades producto de la emergencia sanitaria del Covid-19, afectando no sólo ingresos, sino también autonomía. En este contexto, un gran número debió reconvertirse y emprender. 

Según cifras del estudio Brecha en el uso de Internet, desarrollado por Fundación País Digital, el 57,9% de los usuarios de la red, en el 2020, pertenecen a sectores rurales donde predomina la población femenina que se ha mantenido en el campo sin emigrar a las grandes ciudades. 

No cabe duda que, la tecnología como un actor social relevante, y como herramienta con capacitaciones asociadas, tiene mucho que aportar en que más mujeres que viven en zonas rurales emprendan con habilidades en la innovación y creatividad. El compromiso debe estar en entregar las herramientas tecnológicas.

No Comments

Reply