Blog

Club Bee-Bot: Proyecto que impulsa el pensamiento computacional de manera lúdica y transversal obtiene una balance positivo

  • Durante el conversatorio se expuso un estudio que arrojó los principales facilitadores y obstaculizadores de la implementación de este programa y fue comentado por expertos en lenguajes digitales y primera infancia.

 

Santiago, 27 de enero 2021. Club Bee-Bot, iniciativa conjunta entre la Subsecretaría de Educación Parvularia y Fundación País Digital (FPD), busca desarrollar el pensamiento computacional y programación en edades tempranas.

 

En el Conversatorio sobre Pensamiento Computacional y Programación en la primera infancia. La experiencia de Bee-Bot se conversó en torno a la relevancia de enseñar el pensamiento computacional y la programación en primera infancia, temas que fueron comparados y analizados en conjunto con un estudio que midió la experiencia de implementación del programa durante 2019 y las acciones tomadas durante 2020.

La exposición de resultados estuvo a cargo de Catalina Araya, directora del Área de Educación de Fundación País Digital (FPD), quien entregó un panorama y hoja de ruta donde se identificaron los principales facilitadores y también los principales obstáculos para la correcta implementación de Bee-Bot en establecimientos educacionales.

Entre los aspectos más destacados por las educadoras que participaron del estudio fue la capacitación recibida para implementar el programa y la entrega inmediata de los materiales que fue muy valorada como un recurso pedagógico, con características lúdicas y transversales, ya que se puede adaptar al currículum de educación parvularia, permitiendo atender a todos los objetivos de aprendizaje., expuso Catalina Araya.

Como parte de los obstáculos que identificaron las educadoras, plantearon la necesidad de contar con más recursos para los grupos numerosos, para que no se pierda el interés en la práctica pedagógica. Al respecto, Catalina Araya explicó que: “Durante 2020, entregamos a todas las educadoras programas de trabajo que complementaban el uso propiamente tal de la abeja, es decir, actividades que apuntaban al mismo objetivo pedagógico, pero con uso, por ejemplo, de material concreto u otros elementos que pudieran apuntar al trabajo del mismo objetivo de aprendizaje”.

 Por su parte, Anita Díaz, jefa de políticas educativas de la Subsecretaría de Educación Parvularia, destacó que “Poner a disposición un recurso puede echar a correr la bolita de la innovación en las prácticas en general. Si hay algo que antes no se hacía, y ahora sí, implica innovación en prácticas institucionales, prácticas pedagógicas, en prácticas con las familias, con los niños y niñas y eso nos llena de orgullo”, puntualizó.

Eyal Szewkis, coordinador del Plan Nacional de Lenguajes Digitales del Ministerio de Educación, se refirió al papel que ha jugado Bee-Bot: “El trabajo que se ha empezado a realizar, a través de la Subsecretaría de Educación Parvularia junto a FPD es tremendamente valioso. Al poder abstraerse de las pantallas y trabajar con un dispositivo que es concreto, con actividades que no requieren conexión a internet, en donde se desarrollan habilidades que ya no son habilidades del futuro, son habilidades del presente, podemos ir cumpliendo o podemos utilizar estas nuevas metodologías de aprendizaje o enseñanza de una manera distinta”, explicó Szewkis.

Finalmente, para Jocelyn Simmonds, académica del Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Chile, lo más destacable de Bee-Bot es su capacidad para conectar el pensamiento computacional con situaciones de la vida cotidiana. “Se trata de un dispositivo que permite introducir de forma lúdica el tema de los números, que muchas veces causa ansiedad en los niños pequeños y que después se traduce en que a futuro son los niños que dicen: ‘yo no sirvo para las matemáticas’…entonces la gracia que tiene un aparato como el Bee-Bot es que justamente da una explicación concreta de para qué sirven los números”. Aseguró la docente universitaria.

Este 2020, con todas sus dificultades, permitió desarrollar algunas actividades con los niños y niñas, que forman parte del programa Bee-Bot, y durante 2021 se continuará la senda de la abejita robot, estimulando el desarrollo del pensamiento computacional y las habilidades para un futuro que está cada vez más cerca.

Si quieres revisar el conversatorio, lo puedes hacer en el siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=qHNVrRkbOWI&t=1344s

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No Comments

Reply