Back

Nuevas tecnologías y su influencia en la educación

  El pasado 3 de noviembre, en el marco del VIII Congreso Nacional de Educación Católica, se llevó a cabo la conferencia “Neurociencia e inteligencia artificial: aportes para la educación”, donde se analizó la tecnología como factor clave en la educación.

Sin dudas el 2020 ha sido muy distinto a los años anteriores y ha generado múltiples desafíos en distintas materias, una de ellas la educación, que se ha debido a adaptar a las nuevas tecnologías. Sin embargo, es necesario conocer los cambios que la transformación digital puede provocar en el aprendizaje, con el objetivo de continuar promoviendo el desarrollo integral de los estudiantes y el desarrollo de las habilidades del siglo XXI.

En este contexto, el pasado 3 de noviembre, en el marco del VIII Congreso Nacional de Educación Católica, se llevó a cabo la conferencia “Neurociencia e inteligencia artificial: aportes para la educación”, que contó con la presencia de Manuela Lara, magister ejecutiva empresarial y directora del Programa Set Veintiuno de Santillana, Catalina Araya, directora de educación de la Fundación País Digital, Paulo López, doctor en teología moral con mención en bioética y académico del Centro de Bioética UC.

“En los últimos años hemos sabido más del cerebro que en toda la historia de la humanidad, sin embargo, el cerebro sigue siendo uno de los órganos más desconocidos de nuestro cuerpo. Es verdad que la tecnología nos está permitiendo explorar aún más cómo funciona el cerebro y nos está permitiendo desarrollar nuevas aplicaciones. Pero también todos estos avances nos deben requerir una reflexión permanente y evaluación profunda de su impacto, de manera que se proteja y se desarrolle lo que es mejor para la humanidad”, comenta Manuela Lara.

Posteriormente, Paulo López abordó la importancia de conocer y acercarse a las tecnologías. “Cuando el hombre se ha enfrentado a la tecnología desde siempre esto ha provocado un poco de temor, un poco de miedo. Platón, cuando se crea la escritura, dice que el hombre va a perder la capacidad de memoria. Desde la escritura, la máquina a favor, otras máquinas de trabajo siempre han provocado temor y pasa cuando se tiene conocimiento. Esto es muy importante en lo que significa tecnología y educación, en la medida que nosotros conocemos la tecnología y hacemos de la tecnología un bien para el hombre, la tecnología se transforma en algo que nos ayuda a identificarnos y conocer un poco más nuestra propia humanidad”, explica Paulo.

En esta misma línea agregó que “las habilidades blandas son extremadamente importante, esas habilidades implican un conocimiento acerca del ser humano y la tecnología nos ayuda a irnos descubriendo, por lo tanto este es un enfoque muy importante de la tecnología, que puede ayudar a redefinir nuestra dimensión humana”.

Para finalizar, Catalina Araya, directora de educación de Fundación País Digital, analizó el desarrollo de las habilidades del siglo XXI. “Nos encontramos viviendo en un contexto que es conocido como la cuarta revolución industrial, lo que significa que hubo otras revoluciones industriales. Esta cuarta revolución tiene como principal característica la automatización total de procesos, esto es algo lejano, pero tiene implicancias en el desarrollo de las habilidades del siglo XXI, en el desafío que tiene la educación frente a esta cuarta revolución industrial. Hay muchos empleos que van a desaparecer y se crearán otros muchos empleos, que desafían al sistema educacional en general, porque necesitamos preparar personas que respondan a los desafíos que esta automatización de procesos y grandes avances tecnológicos están presentándonos como sociedad”, comentó Catalina.

“Esta nueva revolución 4.0 configura una nueva manera de ver el mundo y si bien tiene una gran cantidad de implicancias tangibles, más allá de eso, tiene un gran número de implicancias en la propia naturaleza del ser humano. La propia naturaleza del ser humano es la que se está viendo afectada y sostenemos que más que un cambio, el mundo comienza a dejar de ser como lo veíamos y comienza a ser un nuevo mundo”, finalizó la directora de educación de Fundación País Digital.