Back

Opinión: La importancia de Crear en Línea

(Santiago, abril 2020) Una de las preocupaciones que expresan muchos padres es la cantidad de horas que pasan sus hijos frente a una pantalla, mientras recuerdan sus días de infancia jugando en la calle con los amigos del barrio. Pero en estos días, ha quedado en evidencia que el mundo está cambiando y que, si bien, necesitamos el contacto con otras personas, parte de las habilidades importantes que debemos desarrollar para enfrentar el futuro tienen que ver con el uso de tecnologías.

Junto al movimiento social iniciado en octubre del año pasado, tuvimos una primera experiencia de cambio, suspensión de actividades y teletrabajo y ahora con el Covid-19, incluso los niños y niñas han debido asistir a sus clases en línea. Una de las reflexiones que se ha instalado en el ámbito educacional es cuál es el efecto de la cuarentena en el proceso de aprendizaje de los niños, niñas y jóvenes. Así también, cómo se verán reforzadas las brechas entre estudiantes con más acceso a recursos versus los que tienen menos.

Este cambio en nuestra forma de vida abre espacios para el desarrollo de nuevas competencias. La información está a un click, pero ¿de qué sirven los datos si no le damos un uso o no sabemos distinguir qué contenidos son reales? En este contexto, que los niños y niñas puedan pensar, resolver problemas y desarrollar su creatividad, se vuelve aún más importante.

Formas de hacerlo, existen varias, pero una muy efectiva y que entrega además una herramienta fundamental para el desempeño futuro es aprender un lenguaje digital, es decir, a programar. Cuando se menciona la palabra “programación”, los adultos tendemos a imaginar una pantalla en blanco, con códigos y símbolos que solo unos pocos elegidos logran comprender. Pero hoy en día programar puede ser más simple que eso y está al alcance de todos. Con los softwares y lenguajes adecuados, programar significa tan solo organizar ideas, expresarlas de una manera lógica y así, darle instrucciones a un equipo para que las ejecute.

Pero más que saber el paso a paso de la programación, lo importante es primero pensar y crear para así aplicar esta competencia. En este proceso los profesores tienen un rol central. En menos de un mes, diferentes instituciones enfocadas en educación y tecnología han adaptado sus programas y recursos tecnológicos con foco en estudiantes, docentes y familias. En el HUB Chile Programa, iniciativa que agrupa a diversas instituciones públicas y privadas interesadas en integrar la tecnologías en los espacios educacionales, hemos avanzando en esta materia y lanzamos el “Inventario de Recursos de la Programación”, un set de herramientas gratuitas que buscan aportar en la reducción de las brechas en el espacio educacional.

No es fácil enfrentar el encierro, pero la necesidad de adquirir habilidades digitales se hace más necesario que nunca y estar frente a una pantalla puede ser una oportunidad para aprender a resolver problemas y buscar soluciones para este nuevo mundo que hoy vivimos.

Catalina Araya, Directora Educación de Fundación País Digital y Presidenta Chile Programa