Back

Expertos analizaron los desafíos del Open Banking en Chile

  • Evento de EY y Fundación País Digital
  • La necesidad de buscar una regulación acorde a nuestro país en el corto plazo fue unas de las principales conclusiones de la actividad que contó con la participación de autoridades y expertos, que debatieron sobre cuál debería ser la hoja de ruta y los principales obstáculos que existen.

(Santiago, 12 marzo, 2020) En el contexto del evento “Open Banking: oportunidades y desafíos para Chile”, organizado por EY y País Digital, se presentó un estudio sobre esta nueva tendencia y se generó un interesante debate al respecto con autoridades y expertos como Solange Berstein,  gerenta de la División de Política Financiera del Banco Central; Raphael Bergoeing, ex  superintendente de Bancos y presidente de la Comisión Nacional de Productividad; Rosario Celedón, comisionada de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF); Felipe Harboe, senador de la República; y el presidente de la Asociación de FinTech Chile, Matías Spagui.

Para comenzar la discusión sobre el tema, Mauricio Martínez, director ejecutivo de Consultoría en Servicios Financieros de EY, explicó el concepto de Open Banking. «Estas plataformas permitirán que actores de menor tamaño como startup/Fintech u otros emprendimientos ingresen al sistema bancario para ofrecer  productos o servicios que se complementarán a los existentes. Esto permitirá que las personas tengan más opciones y se potencie el mercado logrando tener un ecosistema bancario integrado y sólido”, afirmó.

El ejecutivo reveló que existen dos modelos como referentes en el mundo sobre Open Banking: el de  China (el mercado y clientes fueron impulsado la normativa) y el de Gran Bretaña (autoridades impulsaron la regulación). “La realidad chilena dista bastante de la de UK y China en términos económicos, regulatorios, volumen de clientes, entre otros aspectos, por lo que una buena aproximación hacia Open Banking en Chile sería trabajando colaborativamente el regulador con la industria financiera. Varias iniciativas con impacto a toda la industria financiera se han dado por un trabajo colaborativo, caso real de hace años es la implementación de las transferencias electrónicas de fondos en línea, donde fuimos quizás el primer país que las tuvimos y resultó de un trabajo coordinado entre regulador e industria financiera”, explicó Martínez.

¿Quién debería regular?

“Más que Open Banking, considero que en la data abierta (open data) y en el acceso a la información en el sector financiero en Chile, necesitamos generar un balance y una conversación entre el regulador y diferentes actores del sector financiero para ir generando alternativas ad hoc a los consumidores (…) De acuerdo a las diferentes consultas que hemos realizado al mercado, necesitamos avanzar hacia un marco regulatorio en la industria Fintech que se acomode al modelo de negocios, que no inhiba la innovación tecnológica, que sea neutral y profesional”, comentó Rosario Celedón, comisionada de la Comisión para el Mercado Financiero.

Siguiendo en esta misma línea, el senador Felipe Harboe, compartió la idea de que el Estado debe tener un rol protagónico como ente regulador. “Se debería generar leyes marco como ocurre en otros países para temas tecnológicos (como Open Banking) y no sufrir el riesgo de que la normativa quede obsoleta por el avance de la innovación, como sucede en muchos casos. En este contexto, tienen que existir instituciones intermedias en que estén miembros del Parlamento y el gobierno para ir regulando temas más específicos que vayan evolucionando y cambiando con el tiempo”, indicó.

Por parte del Banco Central, la visión es similar con respecto al rol que deben tener la autoridades  y es por eso que el instituto emisor ya se encuentra haciendo estudios sobre la materia. Solange Berstein,  gerenta de la División de Política Financiera de esta entidad destacó  que “en el Banco tenemos un foco estratégico relacionado con tecnologías en el sector financiero como son los medios de pagos. Creamos instancias como un observatorio tecnológico para generar conocimientos e ir tomando mejores decisiones y haciendo redes de contactos con stakeholders. Además, estamos realizando algunas instancias experimentales con actores del mercado para ir probando una regulación antes de emitirla al mercado”.

Fintech buscan que el mercado regule

Una perspectiva diferente tiene las empresas FinTech  con respecto a que la regulación puede generarse desde el mercado y no sólo debe provenir de las autoridades. “Las Fintech dimos el primer paso y abrimos la conversación para que el Open Banking pudiera ser impulsado por el mercado, situación que sabemos ya está pasando en Chile. Tenemos plataformas financieras tecnológicas mejorando la experiencia de pago de transferencia electrónica; empresas de contabilidad financiera enriqueciendo la información que obtienen las pymes para facilitar el proceso; evaluadores positivos para obtener créditos, entre otros. Es por esto, que es importante de definir un standard para que escale a todos los involucrados en el Open Banking”, declaró el presidente de la Asociación de FinTech Chile, Matías Spagui.

Amenazas y Oportunidades en Fintech

En relación a los obstáculos que tienen nuestro país, Raphael Bergoeing, ex  superintendente de Bancos y presidente de la Comisión Nacional de Productividad, apuntó a la necesidad de contar con algunos instrumentos legales transitorios. “Considero que es inaceptable que en nuestro país no tengamos una licencia jurídica temporal para empresas Fintech dentro de un sandbox (campo de pruebas para nuevos modelos de negocio). Esto genera que no haya ninguna autoridad que tenga el mandato para rayar la cancha con ciertas empresas tecnológicas. Esto es injusto para el mercado, las autoridades (que no tienen las herramientas y recursos para desempeñar ese rol) y nos afecta a todos. Esta situación está pasando, por ejemplo, en el financiamiento colectivo (crowdfunding)”, expresó.

Por otro lado, Ariel Koch, socio líder de Consultoría para la Industria Financiera de EY, señaló que existen retos para el sector bancario con respecto al Open Banking. La banca tendrá el desafío de encontrar qué modelo de negocios es más acorde a sus necesidades y añade valor para hacer negocios de manera distinta y generar oportunidades a través del Open Banking. Ejemplos a nivel mundial hay muchos como el caso de Apple con Goldman Sachs y su nueva tarjeta de crédito (Apple Card). Además, Chile se encuentra en buenas condiciones para comenzar a implementar estas plataformas, ya que el país tiene buenos índices de adopción Fintech.

Finalmente, el presidente de la Fundación País Digital, Pelayo Covarrubias, analizó cómo se encuentra el país para adoptar nuevas tendencias en el sistema financiero. «Hay que empujar a Chile hacia una transformación cultural guiada por la ciencia, innovación y la adopción de nuevas tecnologías, capaces de movilizar al país y a sus ciudadanos hacia una mejor calidad de vida, a través de mejores prácticas y más eficiencia en sus servicios, como una manera de aumentar la productividad de todos», concluyó.